GATITOS

¿Comprar un gatito?

Debería hacerse una enérgica advertencia sobre los gatitos.

La primera vez que coges a un gatito en brazos (o quizá en la palma de tu mano), descubres que el pequeñajo es suave y ligero como una pluma, lo más sedoso que jamás has tocado. El minino te observa con esos ojazos brillantes, parpadea y suelta un «miauuu» penetrante. No hay vuelta atrás, te ha conquistado. 

¡Enhorabuena! Acabas de tomar la decisión de compartir tu vida con un gato.

No obstante, los cachorritos son gatitos bebés y, al igual que los bebés humanos, tienen necesidades especiales. Para asegurarnos de que la convivencia con nuestra nueva mascota marche sobre ruedas desde el principio, hemos reunido algunos consejos útiles para ti. 

Trennlinie

Consejos para comprar gatitos

El peso de las decisiones: ¿Pura raza o mestizo? ¿De un criador cualificado o un particular?

Hay varios interrogantes que deberías contemplar con detenimiento antes de dejarte llevar por el entusiasmo; sobre todo teniendo en cuenta el «superávit» de gatitos después de la época de celo, en primavera y otoño. Piensa que tendrás que vivir mucho tiempo con tu decisión… quizá entre quince y veinte años.

Así que vale la pena tomarse el tiempo para determinar qué cuidados necesita un gato adulto. Ese adorable cachorrito algún día se convertirá en un apuesto gato o una enérgica gata.

¿Cuándo se puede separar al gatito de su madre?

Por supuesto, no ves la hora de llevarte esa preciosidad a casa. Pero recuerda: conviene no separarlo de su familia demasiado pronto; el gatito debe permanecer con su madre y sus hermanos el mayor tiempo posible. 

¿Buscas un gato adulto o un cachorro? Si la respuesta es un cachorro, el lema es «cuanto más tiempo permanezca con su familia, mejor», ya que necesitará tiempo para desarrollar un equilibrio físico y mental saludable. Lo mejor es no dar ese paso antes de la duodécima semana de vida.

¿Cuándo se puede separar al gatito de su madre?

¿Uno o un par?

Idealmente, los gatitos deberían vivir en compañía de otros gatos; sobre todo si estaban acostumbrados a vivir con su familia. Imagínate que de la noche a la mañana te separan de tus familiares y te dejan en un hogar completamente nuevo y desconocido. Es cierto, allí hay muchas novedades por descubrir, y el gigante humano te acaricia y te abraza constantemente, pero a veces te cansas de jugar y buscas a tu mamá y tus hermanitos.

Tener los gatitos de dos en dos

Solo consigues dormirte abrazado a ellos, escuchando sus latidos… pero ellos no están allí contigo. Tu única compañía no es un animal, no tiene pies ni manos, no huele a gato y grita al verte: Pura Desesperación. 
Por ello, recomendamos comprar o adoptar dos o más gatos.

«Regalar un gato»: Siete puntos a tener en cuenta 

1. Mantén la calma
Aunque te cueste entenderlo y estés enfadado, mantén la calma y no reacciones de forma exagerada o no podrás ayudar al animal. Por muy absurdo que pueda parecerte, el dueño tendrá sus razones para regalarlo y tú deberías aceptarlas.

2. No hagas acusaciones
No des sermones ni intentes ganar la simpatía de otros dueños de gatos. Quizás el apoyo de la comunidad digital te haga sentir mejor en el momento, pero no beneficiará en absoluto al animalito. Deja las acusaciones a un lado y piensa en cómo ayudar al minino de forma activa y constructiva.

3. Reúne pruebas
Suena a película policíaca, pero podría tratarse de la única oportunidad para acudir en ayuda del animal: si algo huele a chamusquina, reúne la mayor cantidad posible de pruebas, incluido el medio de comunicación utilizado por el vendedor y los posibles compradores del gato.

4. Evita riesgos
Si se confirman tus sospechas de que el animal sufre maltratos o su vida corre peligro, ponte en contacto con el Servicio de Protección Animal o con la oficina alemana de orden público (Ordnungsamt). Según la ley alemana de bienestar animal, los perros y los gatos se consideran «objetos», pero en caso de maltratos, las autoridades deben intervenir.

5. Ofrece ayuda
El hecho de que alguien regale un animal no implica necesariamente que su vida corra peligro. Puede tratarse de una situación de emergencia o desesperación. ¿Puedes ayudar al animal? ¿Quizá de forma provisional hasta hallar una solución definitiva? ¿Conoces a alguien que quiera un gato?

6. Contacta con los servicios de protección animal
En muchas ciudades y municipios hay organizaciones de defensa y protección animal, algunas de ellas especializadas en gatos abandonados o necesitados. La mayoría de los activistas voluntarios por los derechos de los animales se toman muy en serio su trabajo y a menudo cuidan de los gatos en colaboración con veterinarios.

7. Agradece
Los servicios locales de protección animal dependen de las donaciones. Como podrás imaginar, son muchos los gastos que deben sufragar: alimento, lecho, veterinarios, alquiler y vehículos… todo suma. Esos gastos los pagan de su bolsillo, de modo que las donaciones son de gran ayuda.

Trennlinie

Los cuidados de un gatito cachorro

Criar un gatito

Debes tener suficiente tiempo, ya que los gatitos, al igual que los bebés, necesitan muchos cuidados y atención. Para el minino, comienza una nueva etapa de vida que determinará el futuro estilo de vida que llevará contigo. Se trata de un período emocionante que, de vez en cuando, planteará verdaderos desafíos tanto para ti como para el nuevo habitante de la casa. Antes que nada, el gatito tendrá que encontrar su lugar en un mundo extraño donde todo es nuevo y desconocido. Obra con tacto e intenta que la transición al mundo humano sea lo más respetuosa posible con su naturaleza felina.

El desarrollo de los gatitos cachorros

Al llegar al mundo, los gatitos ya poseen algunos de sus reflejos vitales, como el reflejo de succión. Aunque aún no pueden oír ni ver, utilizan el olfato para encontrar los pechos de su madre y alimentarse. Pocos días después del nacimiento, se observa el famoso «amasado» del lactante, un gesto mediante el cual el gato presiona las patas delanteras de forma alterna para estimular la producción de leche en las mamas de la madre (los gatos adultos también lo hacen cuando se sienten bien). Los gatitos recién nacidos pasan la mayor parte del tiempo amamantándose, durmiendo y desarrollándose a un ritmo bastante acelerado. ¡Su peso prácticamente se duplica en la primera semana de vida!

Durante su desarrollo, el gatito pasa por tres etapas clave

  1. Durante la primera y segunda semanas de vida, el gatito depende por completo de su madre.

  2. Entre la tercera y la séptima semanas, comienza a descubrir y explorar el entorno. 

  3. Entre la octava y la vigésimo cuarta semanas, se construye la relación y se fortalece el vínculo con su dueño.

El mejor sitio para que duerman

Antes de llevar el gatito a casa, debes asegurarte de tener todo lo necesario para que se sienta completamente a gusto en su nuevo hogar. Algunos de los elementos indispensables son: bebederos, bandeja sanitaria, alimentos, rascadores, juguetes y un sitio tranquilo para dormir y retirarse, porque hasta los pequeños manojos de energía necesitan descansar de vez en cuando.

Asegúrate de guardar todo lo que pueda representar un peligro para tu gatito, incluidos los objetos cotidianos como las gomas de plástico y las bolsas de basura. Si bien para los gatos adultos más experimentados no son peligrosos, para los cachorritos sí, así que aléjalos de ellos.

Con qué les gusta jugar

Los juegos más populares entre los gatitos son los que ponen a prueba sus instintos naturales, ¡recuerda que son cazadores! Además de los atractivos postes rascadores con juguetes colgantes, tanto los gatos cachorros como los adultos disfrutan mucho las almohadillas rascadoras con ratones incorporados. Si mueves el juguete colgante para que dé unos giros inesperados, el juego será mucho más divertido y emocionante. También están los «clásicos»: bolitas o ratones que emiten sonidos o chirridos. A los gatos les encantan los movimientos rápidos. Incluso pueden atrapar la presa en el aire, ¡es todo un espectáculo! Hasta los más pequeños dominan ese arte a la perfección.

Consejo: al comprar o fabricar juguetes para gatos, piensa en tus nervios. ¿Aguantarás el sonido chillón?

El poste rascador como protección para los muebles

Los gatitos necesitan juguetes

Este punto suscita controversias entre los expertos en gatos: los cachorritos, ¿deberían tener un poste rascador más pequeño o es innecesario? Sin duda dependerá de la edad del minino y si hay otros gatos y otros rascadores en la casa. Los muebles rascadores bajos y estables son adecuados para los cachorros. Si el gatito comienza con un mueble rascador alto hasta el techo, deberías asegurarte de que llegue a las plataformas de forma segura. Haz todo lo posible por evitar que se caiga.

Trennlinie

Educar a gatos cachorros: lo que deben aprender

Conviene no animarlos a que hagan cosas que, aunque a esa edad resultan graciosas, cuando sean adultos ya no serán tan divertidas. Claro que los gatitos tienen que experimentar, pero también deben familiarizarse desde el principio con algunas normas de convivencia. Si tu minino aprende lo que te gusta y lo que no te gusta a una edad temprana, y lo refuerzas con una buena dosis de halagos y mimos, la convivencia será mucho más armoniosa desde el primer momento. De lo contrario, cuando sea adulto, te costará sobremanera que deje de lado las manías «indeseables»: a los gatos les encanta la rutina y pueden ser muy testarudos.

Ten en cuenta que hacen lo mejor que pueden y no siempre entienden de inmediato lo que les pides; pero eso para ti nunca ha sido un problema, ¿verdad?

Cómo adiestrar a tu gato

1. ¡Los gatos no son perros! 

Seguramente estés pensando: «Vaya, ¡eso lo saben hasta los niños!». Sí, pero no está de más recordarlo: Métete en la cabeza que no puedes adiestrar a un gato como si fuera un perro; no surtirá efecto, los felinos son independientes por naturaleza y no siempre cooperan.

Ten en cuenta que:

  • Los gatos no responden a los castigos, solo a las recompensas.
  • Las sesiones han de ser breves.
  • Debes comenzar a adiestrarlo a una edad temprana.
  • Debes respetar la voluntad del gato cuando decida que ha tenido suficiente.

2. ¡Reconoce sus talentos!

No intentes adiestrarlo en contra de su naturaleza o carácter, será una tortura tanto para ti como para él. Sienta las bases enseñándole algo que esté en consonancia con sus preferencias. Será divertido para ambos y más impresionante que cualquier otro truco.

3. Una recompensa atractiva

Puede que con un halago o unas palmaditas engañes a un perro, pero no a un gato. No llegarás a ninguna parte dándole comida seca normal. ¡Debes ofrecerle un codiciado manjar! Pero con moderación; las porciones han de ser limitadas, ya que en exceso, hasta las mayores exquisiteces se tornan insípidas.

4. Adiestramiento con pulsadores

Para facilitar el adiestramiento y recompensar al gatito, puedes utilizar un pulsador: su sonido funciona como un estímulo reconocible. De esa forma, aprenderá enseguida el comportamiento deseado y recibirá una recompensa inmediata mientras se divierte. Si quieres adiestrar a varios meninos, cada uno debe tener su pulsador y éstos han de emitir sonidos únicos e inconfundibles. Se venden en casi todas las tiendas de mascotas.

Separa la bandeja sanitaria de la zona de la comida 

En primer lugar, los gatos por naturaleza nunca harían sus necesidades al lado de la comida o el sitio donde duermen. En segundo lugar, tienen muy desarrollado el olfato, por lo que prefieren mantenerse alejados de los olores desagradables. Así, pues, para no irritar al gatito, recomendamos colocar la bandeja sanitaria y los comederos en habitaciones distintas. 

Por último, procura que el lecho esté siempre limpio; con los productos de Cat’s Best, ¡es pan comido!

Cómo educar a los gatitos en casa

Los gatitos comprados a criadores por lo general ya son animales «limpios». En realidad, los gatos son limpios por naturaleza, lo cual implica que su madre les ha enseñado a hacer sus necesidades. Primero, el gatito deberá acostumbrarse a su nuevo hogar, donde todo le resultará novedoso y desconocido. Así, pues, tendrás que armarte de paciencia, sobre todo si al principio las cosas no salen como habías previsto.

Para contribuir a la higiene de tu gatito y que la experiencia de ir al lavabo no se convierta en una carrera de obstáculos, cómprale varias bandejas sanitarias de poca altura a las que pueda acceder con facilidad. Procura llevarlo siempre al lavabo después de jugar, comer o dormir. En la naturaleza, los gatos hacen sus necesidades en suelo blando no compacto. Para despertar su instinto básico, puedes remover un poco el lecho. Y recuerda: cuando consiga hacer sus necesidades, acarícialo y felicítalo con entusiasmo.

¿Pueden usar la taza del váter en vez del lecho?

De primeras, puede parecer una buena idea enseñar a los gatos a usar el váter, ¿verdad? Nos ahorraríamos la tediosa limpieza y, por supuesto, el lecho.

Sin embargo, no es una buena idea, ya que el animal se vería obligado a traicionar sus propios instintos. Los gatos no entierran las heces porque se sientan avergonzados o lo consideren de buena educación, sino para no dejarlas al descubierto: quedarían expuestos a sus enemigos y todos sabrían dónde están. Además, a partir de los excrementos, otros gatos y animales pueden determinar el estado de salud del gato. ¿Está listo para aparearse? ¿Está enfermo? Los expertos leen las heces como si fueran libros; de hecho, la consistencia cambia tan rápido como el estado de salud del animal, ¡a veces a diario! 

Además, a los gatos no les gusta compartir váter ni con seres humanos ni con otros de su misma especie; quieren un espacio privado y tranquilo.

Trennlinie

Interpretar el comportamiento felino: el lenguaje de tu gatito

El gatito ya vive contigo y tú te esfuerzas por hacerlo todo a la perfección, pero ¿cómo sabes si el minino se siente a gusto o si eres capaz de entender lo que quiere? Bueno… ronronea y maúlla, eso está clarísimo. Pero, ¿acaso tienen un lenguaje no verbal y pueden comunicar cosas con el cuerpo? ¡Así es! ¿Cómo?

El gato comunica su estado de ánimo e intenciones con la posición de la cola

  • Si la cola está en posición vertical, está de buen humor.
  • Si tiene la cola entre las piernas, está nervioso y/o triste.
  • Si la cola está doblada ligeramente hacia delante, quiere jugar.
  • Si sacude la cola de un lado a otro, está irritado.
  • Si mueve la cola de un lado a otro sin cesar, está al acecho.

Los cabezazos son muestras de afecto

Si tu minino te da cabezazos, ¡es una excelente señal! Significa que has conquistado su corazón y que te tiene afecto. 

Los toques con las patas son señales de que quiere jugar

Si el gatito te toca con las patas, significa que quiere jugar. Te está preguntando «¿quieres jugar conmigo?».

Las caricias tienen varios significados

Cuando el gato te acaricia con el hocico, es decir, cuando presiona ligeramente su cabeza contra tu cuerpo, está expresando:

1. Confianza
Los gatos utilizan feromonas especiales para dejar su huella. El mensaje es simple: «¡Mío!».

Este gesto puede parecer posesivo o encantador, pero es la mayor muestra de amor felino: «Tú eres mío; solo mío».

(Nota: si los gatos no acarician con el hocico a sus dueños, no significa que no los quieran. Cada pequeño felino tiene su carácter y expresa sus sentimientos a su manera, así que no te decepciones si tu gato se comporta distinto.)

2. Atención
«¡Eh, tú! Aquí estoy». Algunos gatos presionan la cabeza contra su persona favorita cuando necesitan atención. «¿Podrías abrazarme un ratito? ¿O darme una sorpresa? ¿Y si jugamos?».“

3. Comunicación con otros de su misma especie 
El hecho de que tu gato acaricie con el hocico a otro gatito indica que intenta comunicarle algo, siempre y cuando, claro, exista una relación amistosa entre ellos. En ese caso, tu adorable bolita de pelos está olfateando y «marcando» alegremente a su amigo: «Tú eres mi amigo. ¡Qué alegría verte!».

4. Territorio
Nosotros colgamos placas identificativas en la puerta de entrada de nuestras casas. Los gatos de exterior, por su parte, rocían celosamente de orina los sitios en los que quieren marcar territorio. Los gatos de interior, en cambio, lo hacen dentro de la casa, frotándose contra los muebles. El mensaje es «yo vivo aquí».

Trennlinie

El coste del veterinario

Ya has preparado todo lo imprescindible para tu gatito: la bandeja sanitaria, los alimentos, los juguetes, el poste rascador y la cesta. Pero, ¿qué pasa si se enferma? 

Incluso los gatos más sanos, los que no están heridos ni enfermos, deben vacunarse y someterse a un chequeo una vez al año; generalmente, ambos en la misma visita. Durante el chequeo, el veterinario medirá la temperatura corporal y examinará los ojos, la boca, el corazón y los pulmones del gatito. Si no necesita someterse a un tratamiento u operarse, el coste de la visita es asumible y varía dependiendo del tipo de gato (de exterior o de interior).

Pero, ¿cuánto cuesta realmente? Desafortunadamente, no podemos saberlo. En principio, el reglamento para el ejercicio profesional en clínicas veterinarias no estipula una tarifa estándar. Solo especifica las tarifas de las distintas etapas del tratamiento, ya que el coste adicional de los medicamentos y los consumibles varía bastante en función de los resultados.

Vacunación de los gatos: vacunas necesarias

Vacunación de los gatos

Durante la primera semana de vida, el gatito debe recibir las vacunas básicas. Después de la octava semana, hay que vacunarlo contra la panleucopenia y la gripe felina. Éstas por lo general se refuerzan con otras dos dosis: una a las cuatro semanas y otra al año. Si compraste el gatito a un criador, normalmente ya le han dado las vacunas básicas. Los gatos de exterior deben vacunarse contra la rabia después de la decimosegunda semana de vida. Existen otras vacunas, simples y combinadas, que protegen al gato de otras enfermedades. Todas las vacunas quedarán registradas en la cartilla de vacunación In the kitten’s first week of life, it should receive basic vaccinations. After the 8th week, they should be vaccinated against panleukopenia and cat flu. This basic immunisation is normally topped up after four weeks, and then again after a year. If you are getting your kitten from a breeder, it will generally have already received the basic vaccines. Outdoor cats should be vaccinated against rabies after the age of 12 weeks. Other vaccines are also available and can be often provided as single or combined vaccines – just a few pricks and the cat will be protected against a variety of diseases. All vaccines are recorded on your cat’s vaccine certificate: vaccine name, date, and the stamp and signature of the vet. Below are the most common vaccine abbreviations:

  • RC (gripe felina) 
  • P (parvovirus, panleucopenia) 
  • T (rabia) 
  • FeLV (virus de la leucemia felina) 

La Asociación Alemana de Veterinarios recomienda el siguiente calendario de vacunación

Semana 8: RCP 

Semana 12: RCP + T + FeLV 
Semana 16: RCP + T + FeLV 
Mes 15: RCP + T + FeLV, danach im Wechsel RCP+T und im Folgejahr RCP+T+FeLV 

Consejo práctico: Si tu gato tiene chip, el número de chip constará en la cartilla de vacunación. Consulta más información sobre los chips a continuación.

La desparasitación es obligatoria 

Todos los gatos pueden contraer parásitos, incluidos los que no tienen acceso al exterior y viven entre algodones. En el organismo de los gatos viven lombrices intestinales, tenias, anquilostomas y parásitos que se alimentan de su sangre. 

Para los gatitos especialmente, las infecciones parasitarias pueden comportar graves problemas de salud, tanto en el sistema inmunitario como en el organismo en general. Si el gatito sufre lesiones graves en el tracto digestivo, es posible que no pueda recuperarse por completo.

Algunos parásitos pueden transmitirse a los seres humanos y desencadenar enfermedades e infecciones, de forma que la desparasitación periódica de los gatos es obligatoria.

  1. Desparasitación periódica: una o dos veces al año para los gatos de interior y una       vez al mes para los gatos de exterior.

  2. Máxima prioridad: higiene de la bandeja sanitaria

  3. Limpieza de la zonas de sueño y descanso del gato

Consejos: 

  • Limpia la bandeja sanitaria con guantes
  • Lávate bien las manos después de la limpieza
  • Retira las heces de la bandeja sanitaria a la mayor brevedad posible. Deséchalas a diario.

¿Cuándo debería desparasitarlo?

Los gatitos pueden contagiarse parásitos de su madre, por lo que la desparasitación a una edad temprana (preferiblemente a las tres semanas de vida) debe ser prioritaria.

Asimismo, se recomienda desparasitar a los gatos que tengan pulgas, ya que éstas pueden transmitir parásitos.

Los tratamientos de desparasitación se administran en las clínicas veterinarias por vía tópica, en tabletas o en pomada. La dosis varía en función del peso y la edad del gato. Los medicamentos contra la teniasis son de venta libre y pueden comprarse sin receta médica, al igual que el aceite de coco que se añade a los alimentos como prevención. En caso de teniasis aguda, la visita al veterinario será obligatoria. El veterinario tomará una muestra de las heces y prescribirá el tratamiento adecuado.

Por cierto:

Como con tantas otras cosas en esta vida, existen opiniones encontradas con respecto a la «desparasitación». Algunas personas rechazan por completo los tratamientos antiparasitarios; para ellos, es mejor controlar las muestras de heces con periodicidad y, de ser necesario, recurrir a tratamientos alternativos naturales. Otras personas, en cambio, confían plenamente en la desparasitación. Si no estás seguro, consulta a un veterinario de confianza: normalmente son los que mejor conocen al gatito.

Acostúmbralos al transportín a una edad temprana

Conviene que acostumbres a tu gatito a usar el transportín lo antes posible; de esta forma, cuando necesites transportarlo, la experiencia será menos estresante para ambos. Asegúrate de que la caja sea práctica y fácil de limpiar: debe tener varias aberturas suficientemente grandes para que el gato esté cómodo y pueda utilizarlo a medida que crezca. Los que se abren completamente por el centro son perfectos, ya que resultan muy cómodos a la hora de sacar al gatito. En general, los materiales naturales son los más adecuados; no obstante, en lo que a transportines respecta, es preferible comprar uno de plástico puesto que, cuando el gato hace sus necesidades, es más fácil de limpiar. Es importante que el acabado sea de alta calidad y que no tenga esquinas o bordes afilados que puedan lastimar al minino. 

ConsejoColoca un paño absorbente bajo la manta, como una almohadilla de adiestramiento para cachorros. Las almohadillas vienen en varios tamaños y son perfectas para el transportín: absorben rápidamente los líquidos y se mantienen limpias y secas.

No guardes el transportín en el sótano o el ático. En la medida de lo posible, procura que forme parte del día a día del gato. La idea consiste en que sea como un mueble más que tu gatito esté encantado de visitar sin connotaciones negativas.

Coloca uno de sus juguetes preferidos o su manta favorita (con su olor) dentro del transportín. Atención con los «atrayentes» sintéticos: pueden ser contraproducentes. La nueva cuevita será más interesante si cada tanto dejas un delicioso manjar en su interior. De esta manera, valdrá siempre la pena entrar y echar un vistazo. Y quién sabe, algún día quizá le resulte tan acogedora que decida dormir la siesta allí. Todo es posible si eres paciente y no lo presionas.

Recuerda siempre que el gato será reacio a que lo coloquen en el transportín. Si tienes prisa, puede convertirse en un diablillo.

Así que quedas advertido.

Ahora sí, ya estás listo para convivir con un gatito. No quedan más obstáculos en el camino hacia la felicidad doméstica. Solo tienes que ir a buscarlo

Ten paciencia, ¡los gatitos son fantásticos!

Os deseamos muchos momentos inolvidables juntos.

Trennlinie

Leer más:

Información sobre la protección de datos

Esta página web utiliza herramientas y componentes externos tales como Google Analytics y cookies de mercadotecnia que nos ayudan a evaluar datos sobre su comportamiento como usuario. Puede consultar indicaciones detalladas al respecto en nuestra Política de privacidad. 

Información sobre la protección de datos