Vas de vacaciones.

¿Qué hacemos con el gato?

Cuando el gato se queda solo en casa, es una preocupación para sus dueños. ¿Qué vamos a hacer con el, cuando queremos tener un merecido descanso?  Sobre todo en esta época del año, con la llegada de las vacaciones.

Residencias para gatos:


Una posible opción es colocar a tu mascota en una residencia para gatos. Aquí debe asegurarse de que las instalaciones estén amuebladas adecuadamente para los gatos y que las personas que lo manejan sean profesionales, que cumplan con los requisitos individuales del gato: dietas especiales, alergias alimentarias, no poder llevarse bien con otros gatos, etc. La limpieza y una buena ventilación son, por supuesto, una necesidad.

Hay amigos o familias que a veces también cuidan los gatos crían gatos. Aquí nuevamente, los sentimientos del gato son el factor crucial. ¿Su gato está acostumbrado a un ambiente pacífico sin niños, será completamente abrumado al alojarse con una gran familia? Y lo mismo se aplica al revés, por supuesto! 

Wohin mit der Katze im Urlaub

El gato se queda en su territorio que le es familiar.

Es la mejor solución para el gato (y el dueño del gato), encontrar una persona de confianza que pueda cuidar al gato en casa, en su entorno familiar. Pero estas visitas no deberían limitarse solo a la alimentación. Debes hablar sobre las preferencias y peculiaridades del gato con tu cuidador de gatos antes de que te vayas. Si no puede reclutar a alguien adecuado de su círculo de amigos y conocidos, también puede encontrar cuidadores de mascotas a través de Internet, colocando un anuncio o a través del refugio de animales local.

Junto con las comidas regulares, la reposición de la taza de agua y una demostración de afecto en forma de sesiones de juego y caricias, ¡también es extremadamente importante que la bandeja de arena del gato se mantenga meticulosamente limpia! De lo contrario, puede suceder que, en ausencia de sus acompañantes, los gatos de repente busquen otro lugar para hacer sus negocios.

Cat's Best hace que sea fácil mantener los más altos estándares de higiene en el baño del gato. Una bandeja de arena básica llena durará de 4 a 6 semanas, por lo que la suciedad que surge puede eliminarse con la pala recogedora Cat´s Best (y puede deshacerse de la suciedad en la basura orgánica, el montón de compost o incluso en el inodoro.

Viajando con el gato.

Cuando viajamos con el gato, es mejor usar una jaula de transporte para gatos, es importante que tenga suficiente espacio en la caja para sentarse y darse la vuelta, y que se le dé tiempo para acostumbrarse a ella.  El portador del gato debe ser resistente al agua, fácil de limpiar y fácil de guardar. Su mascota debe tener suficiente suministro de aire, y en ningún caso debe poder salir de la caja.

Viajes en coche

Si los gatos no se acostumbraron a viajar en auto cuando son muy pequeños, es mejor dejarlos en casa. Pero incluso cuando los gatos son viajeros experimentados, hay cosas que debes tener en cuenta. Durante el viaje, deben guardarse en un contenedor seguro. El gato nunca se debe dejar en el automóvil sin supervisión durante un período prolongado, ya que la temperatura dentro de un automóvil este controlada, un el calor excesivo puede tener consecuencias fatales. A diferencia de los perros los gatos les es difícil de tolerar una ventana abierta cuando se conduce. 

Cuatro horas antes y durante el viaje, no se debe dar comida; si el viaje dura menos de cinco horas, tampoco le dé agua al gato. A menos que tenga los papeles requeridos para su mascota (certificados de vacunación, etc.), no se le permitirá cruzar la mayoría de las fronteras.

Viaje en tren

Los gatos pueden viajar en tren de manera gratuita, aunque nuevamente deben guardarse en una jaula de transporte para gatos,  que no debe ser más grande que una bolsa de viaje, y debe permanecer en su regazo o debajo del asiento. Los viajes en tren están sujetos a los mismos principios: no hay comida durante el viaje o cuatro horas antes. Cuando viaje al extranjero, consulte con las compañías 

Viaje aéreo

Cuando planifique su viaje, debe informar a la aerolínea de que lleva consigo un gato. Diferentes aerolíneas tienen diferentes regulaciones. Si se le permite llevar un gato a bordo, debe permanecer en una caja de transporte adecuada y totalmente segura debajo del asiento. Al despegar y aterrizar, puedes dar al gato una pequeña galleta esto fomenta la salivación, lo que obliga a tragar y lo aliviará de la presión sobre las orejas, lo que de otra manera puede ser muy desagradable para ellas.

Existen remedios homeopáticos que se supone que tienen un efecto tranquilizante. Los tranquilizantes químicos sin duda deben evitarse a toda costa, ya que no puede saber de antemano cómo va a reaccionar su mascota.


0Noch keine Kommentare

Ihr Kommentar
Antwort auf:  Direkt auf das Thema antworten

Lee más: